viernes, 20 de diciembre de 2013

Introspección



De caminos iracundos
y de memorias fatídicas,
las cuitas a diario reclaman revancha,
de un ayer lejano
de un presente ausente.

Ante la borraja de la lengua cínica
queda el canto fugaz del cenzontle
que purifica los campos
en cosecha fértil,
como lluvia que termina
para que el arcoíris renazca
clamando alianzas que hoy se renuevan.

Ahora sólo queda esperar
que no sea tarde
para que la semilla germine.


                                        




Aut. oswalslas